jueves, 18 de marzo de 2010

DEPRESIÓN

clip_image002

El otro día alguien me comentaba que las cosas no le iban bien, que la piña estaba agria y que eso lo tenía con “depre” y se sentía “down”. Hoy acabo de leer que un conocido cantante se había retractado de haber usado la palabra depresión durante una entrevista porque “es una palabra que inhabilita para trabajar” y que, básicamente, debía haber hablado de tristeza y no de depresión. ¿Y cuál es la diferencia entre ambas?

Depresión y tristeza

Todos nos hemos sentido tristes alguna vez. La tristeza es un estado de ánimo normal ante un suceso doloroso, una crisis o una pérdida. Es posible sentirse triste al despertar de una pesadilla e inclusive cuando el tiempo está lluvioso y hay poca luz solar. Cuando esa tristeza se prolonga y se intensifica, cuando se convierte en un estado crónico permanente que interfiere con el funcionamiento de la persona en distintos aspectos de su vida diaria, estamos ante un cuadro de depresión.

La diferencia básica entre la tristeza y la depresión, por lo tanto, es la duración del estado de ánimo deprimido ―la tristeza es un sentimiento pasajero, una emoción natural que no altera en gran medida las actividades cotidianas de quien atraviesa un episodio triste; la depresión, por el contrario, es un trastorno del ánimo, una enfermedad que provoca un malestar clínicamente significativo y un deterioro de la actividades de quien la padece.

Causas y factores de riesgo de la depresión

A diferencia de otras enfermedades cuyo tratamiento es específico (diabetes/insulina) el manejo de la depresión resulta más complicado. La depresión no es sólo el resultado de un desbalance químico en el cerebro y no se cura sencillamente con un medicamento. Los expertos creen que la depresión es consecuencia de una combinación de factores biológicos, psicológicos y sociales. Es decir, los estilos de vida, las relaciones interpersonales y las destrezas para manejar las situaciones son tan importantes como la genética. Hay algunos factores de riesgo, sin embargo, que hacen que una persona sea más vulnerable a la depresión:

  • Soledad
  • Falta de apoyo social
  • Experiencias estresantes
  • Historial familiar de depresión
  • Problemas maritales
  • Problemas financieros
  • Haber sufrido un trauma o abuso en la niñez
  • Abuso de alcohol o drogas
  • Desempleo o empleo inadecuado
  • Problemas de salud o dolor crónico

Síntomas de una depresión

Independientemente de la causa de su depresión, las personas deprimidas exhiben unos síntomas característicos:

· Tristeza prolongada, ataques de llanto sin causa aparente

· Falta de interés en las actividades que antes disfrutaba

· Cambios en los patrones de alimentación que producen aumento o disminución de peso

· Cambios en los patrones de sueño (insomnio o dormir en exceso)

· Letargo y lentitud de los movimientos psicomotores

· Fatiga y cansancio

· Dolores y achaques

· Sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos o inadecuados

· Disminución de la capacidad para pensar, concentrarse, o tomar decisiones

· Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio

¿Cómo salir de una depresión?

Las causas y los síntomas de la depresión no son iguales en todos los casos, como tampoco lo son los tratamientos. Lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra y no existe una fórmula mágica para todos, y por eso se recomienda explorar las opciones de tratamiento disponibles. En la mayoría de los casos, la combinación de estrategias de autoayuda, cambios en el estilo vida y la ayuda profesional ha resultado muy efectiva.

Cambios en el estilo de vida

Cambiar nuestros hábitos no siempre resulta fácil, pero el hacerlo puede ayudar a combatir la depresión. Algunas estrategias exitosas incluyen:

  • Cultivar las relaciones interpersonales con amigos y familiares
  • Establecer un horario regular para hacer ejercicios y para dormir
  • Mantener una dieta saludable que promueva un buen estado de ánimo
  • Manejar el estrés
  • Practicar técnicas de relajación
  • Combatir los patrones de pensamiento negativos
Algunas recomendaciones finales

La persona que atraviesa por una depresión no es “masoquista”, no “está con changuerías” ni está tratando de llamar la atención. Está padeciendo una enfermedad y sufre al ver que su depresión afecta a quienes le rodean. En nuestro afán por ayudar, o como

consecuencia de la desesperación que nos produce el ver a un ser querido en ese estado depresivo, a veces hacemos comentarios que resultan contraproducentes, tales como:

· Eso es mental. Acaba y deja esa tontería.

· Todos pasamos por épocas como ésta. Vas a estar bien.

· Tienes que ver las cosas positivamente.

· Tienes tantas razones para vivir; ¿por qué quieres morir?

· No puedo hacer nada por ti.

· ¿Qué te pasa? ¿No es hora ya de que estés bien?

Entonces, ¿qué podemos decirle a una persona deprimida para ayudarla?

· No estás sola en esto, puedes contar conmigo

· Puede que ahora no lo creas, pero esto que estás sintiendo va a cambiar.

· Puede que yo no entienda exactamente cómo te sientes, pero me preocupo por ti y quiero ayudarte.

· Tú eres importante para mí. Tu vida es importante para  mí.

· Dime qué puedo hacer ahora para ayudarte.

· Cuenta conmigo. Juntos vamos a salir de esto

En resumen, trátese de tristeza, down o depre, hay que recordar que por muy oscuro que parezca el túnel que nos rodea, aunque no podamos verla, al final hay una luz.

La Línea PAS de ASSMCA es una línea telefónica libre de cargos, que ofrece servicios a través del número 1-800-981-0023, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Parte de la información contenida en este blog fue traducida y adaptada de http://www.helpguide.org/

clip_image004

Technorati Tags: ,

martes, 9 de marzo de 2010

BIENVENIDOS A PSICOPROBLEMAS

Psicoproblemas se ha creado con la intención de discutir aquellas situaciones personales, familiares y profesionales que enfrentamos en nuestra vida diaria y que en mayor o menor grado influyen en nuestras actitudes, comportamiento y visión de mundo.

Esperamos contar con sus comentarios y sugerencias sobre los diferentes temas a tratar y confiamos en que este blog pueda ayudarnos a recordar que no debemos perder el sentido del humor aun en los momentos más difíciles.

image